lunes, 30 de octubre de 2006

En todo deseo hay muerte

La convivencia enigmática entre la vida y la muerte se dará gusto, un año más, al iniciarse el próximo domingo la temporada de corridas de toros. La convalidación del develamiento del destino que paraliza. El propósito del enigma por vivir y morir y la cosa por venir. Mas exactamente por predecir, ese limbo donde brillan los significados del destino: creación con el toro bravo, o cornada o fracaso. Ese juego con los pitones de los toros para no gritar el dolor en el vacío. Al confrontar ese toreo único a la línea del tiempo. A ese punto preciso del tiempo donde puede surgir la creación.
Ese esperar la embestida del toro con los pies hundidos en la arena en un impulso y recrear con las muñecas, o la palma de la mano -como Rafael de Paula- la verónica marcando los tres tiempos: parar templar y mandar. El tiempo de ese lance sin pensar, un hoyo del pensamiento, un instante sin lenguaje, en el que el torero se abisma, se va en un hoyo y transmite al aficionado todas las sensaciones vividas. Ese torear de los elegidos, en que el lenguaje deja su lugar al cuerpo para que hable en su lugar. Lumbre del sol dorado a la caída de la tarde, misterio de la hora torera. En lo que tiene de única, de mágica, al brotar de lo inesperado del torero creador.
Ese toreo que sólo se puede decir al proyectar fuera de sí, todo el exceso que nos habita. Cada lance en este trance insta al torero a la parte de muerte que oculta. Es decir hay muerte, en todo deseo; en el toreo o el amor. Toreros con la chispa que fusiona el deseo y la muerte y en ocasiones su fruto es la belleza. Esta es la grandeza del toreo pese a darse en contadas ocasiones. José Cueli


Probablemente esta entrada le haga algo de ruido a mi compadre Pedro Pérez Pérez, el único amigo que tengo que de verdad es un hombre de izquierda, mas de lo que el mismo cree, pero bueno, uno no escribe esto para agradarle a todo el mundo, lo que me llevaría al punto inmediato que seria, ¿para que escribe uno?, pero eso ya será tema de otra entrada, pues nada que el próximo domingo es la corrida inaugural de la temporada grande en la plaza México, oh! Que recuerdos! Que tardes! Que tacos de achicalada!, que emociones! Me siento orgulloso de mi herencia hispana y novohispana, me siento orgulloso del faraón de Texcoco, me siento orgulloso que Eloy Cavazos se haya puesto al tu por tu cuando vino Espartaco, me siento orgulloso que Enrique Ponce se ponga nervioso cuando entra al ruedo en la México, pero sobre todas las cosas me siento feliz que a pesar de todos los antitaurinos en este país todavía tengamos los aficionados a la fiesta brava esta temporada grande y las que vendrán!
Por fin la PFP esta poniendo orden en Oaxaca, he leído en La Jornada que escriben represión, y francamente no dudo que habrá uno que otro reprimido, siempre lo hay, lo que hay que admitir es que al menos hasta este momento (30/10/2006 11:16 am) el saldo no ha sido muy sangriento, y digo eso por todos los profetas de la catástrofe que vaticinaban un baño de sangre, ¿Qué hay violencia? Claro que hay violencia, hay tanta violencia en bloquear una calle como en quitar ese bloqueo, ¿Qué se podría pensar pues?, que los amigos de la PFP llegarían con una ofrenda de flores, cantando alegremente a ritmo de canción pop pedorra pseudo himno al optimismo y a la puta madre que los parió “nada, nada de esto, nada de esto fue un error…” y diciendo: “Señores de la APPO por favor desalojen esta plaza, escuela, calle o lo que sea que tengan tomado…” o bien decir: “Estimado amigo de la APPO venimos a invitarte de la manera mas atenta que por favor encamines tus pasos hacia la casa de autora de tus días y la fustigues con gran encono…”, pues claro que no, en este mundo todos tenemos algo que hacer, y mas si te pagan para hacerlo, yo no quisiera tener que darle de macanazos a nadie, no debe ser un trabajo muy agradable, así que de hacerlo lo haría rápido y bien, tampoco creo que firmar ordenes para soltar macanazos o algo mas sea todo un placer pero de hacerlo también lo haría rápido y bien, rápido para que se acabe el pedo y bien por que mi trabajo me da de comer, así que vayamos haciendo cada quien nuestro trabajo y a recuperar OAXACA.

Quiero hacer una especial mención a la tesorería de la federación por aprobar la compra de estas tanquetas láser:

vidiLife.com provides  free video and photo hosting and sharing
Vean el poder de la súper tanqueta láser de largo alcance:
vidiLife.com provides  free video and photo hosting and sharing
Además de los nuevos uniformes resistentes al fuego:
vidiLife.com provides  free video and photo hosting and sharing

4 comentarios:

Artemisa dijo...

¡No, bueno! Estoy con una carcajada atorada en la garganta, pues el final del post con las tanquetas laser me parece fenomenal.

Muy cierto, el operativo venía rodeado de la idea de violencia y represión sin límites, como si fuera un nata echada a perder. Pero no ha sido así, al menos hasta ahora (30/10/06, 12.00pm) y me pregunto si ¿no será que los que tanto miedo tienen a estos operativos son en realidad morbosos que hubieran querido ver una PFP a lo Gore, tirando macanazos y balazos y comiendo las entrañas de los de la APPO?

Puede ser...

En fin, gracias por la visita y felicidades por esta entrada laser tan magistral.

ToPot@ M@dre dijo...

Bla, bla, bla Oaxaca, bla, bla, bla, PFP; lo mejor de la entrada son las fotos jajaja
Ah por cierto...
PUDRETE¡¡¡

valdez dijo...

Ya que agradeces a la federación la compra de las tanquetas, me gustaría que te lanzaran el chorro de agua por el culo para ver si sigues pensando lo mismo.

Don Pisador dijo...

Amigo Valdez supongo que no pensabas ir navegando por toda la internet y encontrarte con opiniones iguales a la tuya, eso seria muy aburrido, no me gusta contestar en el mismo tono los comentarios que tan amablemente dejan, asi que te dire 2 cosas la primera es:
Tu puta madre!!!
y la otra es:
que tu nivel de analisis esta un poco en nivel obvio, a pesar de ello te dare un norte, lee mas!

2017

Este año que empieza y como casi todos los años he decidido retomar esa extraña costumbre de escribir lo que de repente pasa por la cabe...