miércoles, 2 de septiembre de 2009

La tecnología y yo, secretos pisadores para una sociedad altamente automatizada

Bueno, antes de entrar en materia quisiera expresar mi confusión total acerca de cómo es posible que en este blog que está prácticamente abandonado recibo todavía hasta 100 visitas diarias, digo estoy lejos de las 326 y del record de 483 visitas en un día, pero me da tristeza consultar el reporte del leal mercenario con sus tristes picos de 4 visitas por día, y el grandioso record de por vida de 29 visitas en un solo día, guau! Ja! Que si lo señalo es porque me resulta más cómodo aquel blog que este inclusive, en fin que como en una ocasión le dije a mi amiga Angie “sigo con mi política…” de tener dos blogs.

Durante el transcurso de mi vida profesional en la provincia, es decir fuera del DF con la excepción de la ciudad de Monterrey y Guadalajara me he encontrado con mucha gente que adolece de habilidades tecnológicas o bien de plano no le interesa, en varias ocasiones he percibido una señal de asombro por el simple hecho de usar el teclado mientras se lee lo que se va a escribir, y ni hablar cuando alguien me presta un celular o reproductor y de repente estoy realizando funciones en su equipo que no tenían idea que pudieran existir en el mismo, ahora bien, ¿a qué se debe esto? ¿Es acaso don pisador un ente que se comunica con los aparatos electrónicos? ¿Qué es lo que pasa? Bueno, la tecnología y yo poseemos algo en común y esta cualidad es la que nos permite llevarnos tan bien, y me refiero es que a ambos nos vale madre, nos vale tanta madre, si, así es, no es tan complicado, lo que digo es que no hay nadie por ahí en el mundo preocupado porque Juan Martínez o Manuel Pérez no saben cómo imprimir su curriculum o no saben cómo meterle a su ipod toda la colección de canciones de chico che o bien se compraron el blackberry o la palm carísima y no saben cómo contestar llamadas y quisieran que les regresaran su celular nokia de botoncito verde y botoncito rojo, ja,ja,ja!! No, lo lamento pero no hay nadie de aquel lado preocupado por nadie, lo que hay es un grupo de hijos de puta mercadologos que contrataron a otros mas hijos de puta psicólogos para vender productos cada vez más sofisticados que están a toda madre para que chamacos de 14 años los exploren hasta que se cansen pero que Juan Martínez y Manuel Perez no entienden pero ni aunque se larguen a bailar a Chalma, aquí es precisamente donde la tecnología y este servidor nos encontramos y nos llevamos tan bien, digo, no me refiero a burlarnos de toda esa raza que no sabe que pedo, eso es aparte, me refiero a que como dicen que para cabron pues cabron y medio, si a la tecnología le vale madre imagínense acá a su mero pisador, hay que picarle, hay que presionar botones, que te valga madre, “a ver, ¿para qué sirve esta chingadera?”, ¿y que? Este botoncito pedorro para que es”, “ya se rompió, mándala a garantía, ahí está su chingadera, no sirve”, así es, no hay vuelta de hoja, si, si, los manuales funcionan, pero ¿Quién carajos se mama todo un manual? La máxima de hoy es “hay que picarle a la chingadera”

Ahora bien, les voy a dar una lista de referencias

Asegúrense que la chingadera este conectada o bien tenga batería esto es importante

Observen atentamente la pantalla o los leds, a veces, solo a veces la chingadera quiere decirles que la están cagando

Un botón puede servir para varias cosas, en ocasiones hay que dejarlo oprimido algunos segundos, esto es básico en la estructura de circuitos actual, se llaman compuertas lógicas

No se compren lo más caro que vean, busquen asesoría a ver si les sirve

Si quieren comunicarse compren un teléfono, si quieren tomar fotos una cámara, si quieren escuchar música un reproductor, será más barato en lo que aprenden a manejar algo que tenga todo incluido

Busquen información acerca de lo que quieren hacer con su dispositivo, si la chingadera no trae “antena” me cae que no se va a conectar

No usen el teléfono mientras manejan

No se dejen impresionar con las palabrerías de los vendedores, recuerden lo que quieren del dispositivo y repítanselo al vendedor, ellos se van a gastar su comisión una vez y ustedes van a hacer entripado todos los días

La garantía no es un papel para leer en el baño y luego darle uso en ese preciso lugar

Ya déjense de pendejadas y tomen un curso para que se les reactive el cerebro y se acerquen a la tecnología, sea cual sea, los dispositivos digitales son la moda pero hay muchas cosas que están cambiando de lo que considerábamos tradicional, si no, vayan a ver la puerta de su refrigerador o su lavadora

No tengan miedo de preguntar, con un poco de lógica cualquier zorra puede aprender algo de algoritmos genéticos

Recuerden que toda consulta causa honorarios

2017

Este año que empieza y como casi todos los años he decidido retomar esa extraña costumbre de escribir lo que de repente pasa por la cabe...