jueves, 27 de marzo de 2008

De Sillas, Hombres y Traseros

El día de hoy voy a hacer algo de verdad especial por este blog! Como vive dios! Voy a compartir con todos ustedes llámense lectores regulares, seguidores y alguno que otro despistado que cayó por la mierda de la vida una carta que data de 1995 año en que me encontraba estudiando en la ciudad de México a la tierna edad de 20 años y que al día de hoy 27 de Marzo de 2008 todavía conservo, asumo que eso debe significar algo:

“No se si llegue temprano a mi clase o si todos se pusieron de acuerdo y no va a venir nadie ¡qué mala onda! No me dijeron, o bien hubo cambio de salón pero lo que es cierto es el hecho de que… bueno de que nadie ha llegado ¡que hueva! Así que ni modo, ¿no?, veo la puerta y luego la ventana busco la relación {tiempo para buscarla} por desgracia no la encuentro, creo que estamos condicionados desde que nacemos, a ver, ¿Qué relación tiene la ventana con la puerta? Nadie sale o entra por la ventana (a menos que sus intenciones no sean honorables) o bien… ¿Qué te estoy diciendo? Ahora que no hay mucho que contar creo que hasta la ventana (o la puerta para no discriminar) te pueden decir algo más que yo en este instante, aunque de hecho ni la puerta (ni la ventana) te conocen de modo que pues no te pueden decir nada independientemente de que las ventanas (y las puertas) no habla, ¿o sí? {Tiempo para preguntarles algo} ¿lo ves? No me han contestado, me disponía a contar las sillas para describirte mi salón pero hazte a la idea de que son como 30 o 40 sillas, un escritorio, un pizarrón, 3 lámparas, un apagador para las mismas y un basurero donde se sienta el maestro es en la silla atrás del escritorio (creo que me falto una coma) ¿Qué más? Ah, si decía que las sillas no hablan asi que aunque quisiera no podría preguntarles nada de modo que no son muy buena compañía, de hecho me empiezan a caer mal, ¿Qué objeto tienen de existir? Excepto para que alguien ponga su trasero encima, que vida tan triste, que bueno que no hablan; imagínate 2 sillas hablando:
• Oye, ayer se me sentó un bonito trasero ¿a ti como te fue?
• De la madre, nadie se sentó en mi.
Que triste objetivo en la vida, ¡cargar traseros! ¿no?, creo que me empiezan a simpatizar, tu sabes, la simpatía y el fastidio son como virus que se extienden y no tardan mucho, aunque si no tardan te llaman voluble y si tardan dependiendo de la emoción te llaman amargado si es fastidio y estúpido si es alegría, la vida no es fácil, si, es mala e insalubre, si, insalubre es la palabra adecuada para definir la vida misma.
Si, la vida es insalubre (creo eso ya lo dije), bueno pues así es y no se puede negar ¿Qué actitud? ¿no?, pero bueno yo no soy un optimista de la vida, creo que aquí es solo un instante de algo que no recordamos y sin ponerme esotérico por qué no me gustan esas tonterías de reencarnación, ni su puta madre, solo espero vivir y hacer algo en este instante al cual llamamos vida (puf), la densidad lo cubre todo ahora más que nunca, yo no sea que se deba pero debe ser por algo, la mente trabaja de una manera especial diría disfuncional pero es una realidad ¿nunca te han atacado pensamientos que normalmente salen fuera de todo parámetro?, o bien… tu sabes. Ahora mismo creo que soy víctima de uno pero es tan largo que prefiero dejarlo pasar que simplemente escribirlo aquí y preservarlo, así es, creo que las ideas corren y solo aquel que logra sujetarlas llegar a ser parte de la humanidad, es la diferencia entre unos y otros, la capacidad de plasmar ideas, pienso que todo mundo piensa que pensar que piensa que está pensando es algo pen…sativo por que de hecho lo es, ¿no? ¿Qué dije? Bueno pues así es, ¿no te has dado cuenta que cuando no tengo una respuesta o no sé qué decir digo “bueno pues así es”? ¿no?, bueno pues así es.”


Al día de hoy hay en este texto algunos detalles que encuentro chocantes pero decidí dejarlos así como note que me faltan algunas comas y puntos pero en aras de una transcripción fiel y exacta lo deje tal como está en papel!

3 comentarios:

Armandís de Mina dijo...

Me choca ponerme hablar de libros nomás abro la boca, porque mucha gente lo toma a mal, creen que lo hago por demostrar mi sapiencia o algo así; nada más alejado de la verdad, los libros son, para bien o mal, mi referente más cercano.

Así pues, hay un libro de Viktor Sklovski, formalista ruso, llamado "Zoo o cartas no de amor" compuesto únicamente por cartas, éstas fueron escritas para su amada durante el exilio del autor.

Se llaman no de amor porque Sklovski, formalista ruso, postula en una de ellas que no quiere hacer las tradicionales epístolas amorosas, y que, además, el amor estaba implícito en ellas, así que habla de todo, menos de amor.

Y se llama Zoo porque desde ahí las escribió. En ellas, sobre todo, describe lo que hay a su alrededor (animales y personas), recuerda algunas cosas, reflexiona sobre otras, etc.

En fin, a lo que voy es que el estilo en esta carta que amablemente transcribió usted, don pisador, para nosotros sus lectores, me recuerda harto al de Sklovski, formalista ruso.

Lo que me lleva a preguntar si, usted como Sklovski, formalista ruso, escribió esta carta para alguna de sus amadas.

Por cierto, el librito (muy breve) es muy ameno y recomendable y no hay que saber nada de formalismo ruso para disfrutarlo.

Saludos.

Don Pisador dijo...

No me gusta comentar en mi propio blog por que hasta pareciera que tengo comentarios, ja! pero debo decir que siempre es agradable recibir la visita de vuestra merced y que la respuesta es afirmativa, esta carta fue escrita para una amada de aquellos ayeres, ¿que digo una amada? digo la amada de aquellos ayeres! ya han pasado 13 años desde entonces, y pasaran mas, por que esto tambien pasara!

Yoryiboy dijo...

jeje, ya andaba usté entre lo literario lo sarcástico y lo reflexivo desde entonces, y claro, pensando en traseros, como debe ser...

Add to Google

puto desmadre

Nomas por el Sanx!!!


Esto de los blogs esta al puro pedo! vamos todos!

viendo que pedo con la mierda de la vida

Follow donpisador on Twitter