martes, 7 de agosto de 2007

El síndrome de “el viejo y el mar”

O bien de “el maestro de esgrima” o de “Martín Fierro” o de “Moby Dick” o de “la sombra del viento” o de… bueno, me parece que podría seguir haciendo estas alusiones literarias que a riesgo de develar mi hipótesis esclarecedora de la vida aun así me parecen pertinentes, bueno, de cómo llegue a concebir esta maravillosa teoría, ándale pues, a mi no me da vergüenza decirlo, el único maldito libro que me ha hecho y me hace llorar es “el viejo y el mar”, por eso es que no lo leo… con frecuencia, (también me hace llorar la película de disney Hércules, en la parte donde se da cuenta que su vieja no es mal zorra, es biieeen zorra!!!), precisamente por eso en mas de una ocasión he analizado mis reacciones a la estructura literaria del mencionado libro, obviamente no soy un maldito huevon egresado de filosofía y letras, así que dejémoslo en el análisis a mis reacciones, ¿vale?

El personaje de un libro, lo mismo de una novela, de un cuento o bien de un comic, ¿Por qué no?, es el producto de una imaginación o adaptación de la realidad que hace el autor, donde ha concebido un ser perfecto, perfecto obviamente para las circunstancias que lo rodean en una trama, argumento, guión, lo que sea, y una de las características de estos personajes, especialmente si son protagonistas, digo por que los que rodean la trama son un verdadero desmadre, es que tienden… bueno no tienden, en realidad son inflexibles mas allá de todo limite, de verdad, de verdad, son personajes que viven una vida trazada de manera que sean admirables, incorruptibles, íntegros, virtuosos, honestos, inclusive siendo malos, es decir pueden ser los héroes de maldad, los adalides de la perversión, pero siempre siguiendo una idea o ideal en el mejor de los casos, creo que la palabra que busco es imperturbable, de tal suerte que un personaje literario es todo aquello que no podemos ser.

Una persona que va por la vida, con mediano éxito, se que todos tenemos la palabra “económico” en la punta de la lengua, me refiero al éxito moral, profesional, incuestionablemente el económico pero sobre todo el personal, hablo del éxito aquel de decir que soy lo que quiero ser, o bien el simple hecho de aceptar lo que soy, como sea que sea, esto no es nada fácil, sin embargo muchas veces le restamos importancia o lo damos por hecho, somos el resultado de una complicada ecuación llena no solo de vericuetos complejos las mas de las veces, en muchos casos mas bien extraños, una vida llena de decisiones de mayor y menor importancia según sea el caso o el juicio, “nunca nadie se baña dos veces en el mismo río”, si bien la vida esta llena de paralelismos no tomamos exactamente la misma decisión en ámbitos que se nos figuran semejantes por que aun así sabemos que es parecido no es lo mismo.

Mi teoría alimentada por estas dos corrientes que aparentemente se contraponen, mi pensamiento me dice que se complementan, he visto a mucha gente padecerlo, yo mismo digo que algunas veces he caído en esto que llamo el síndrome de “el viejo y el mar” que es por definición el creerse un personaje literario sin serlo, aclaro esto ultimo por que no dudo que alguien si lo sea realmente, como bien dicen la ficción supera la realidad, sin embargo al día de hoy todavía no conozco a nadie así, los síntomas son mas que claros, se empieza por abrazar ideas a ultranza, por omitir la discusión sobre cierto temas considerados como sagrados, por ver a los demás como si fueran una rebaño de borregos y además idiotas sueltos en el campo, por no valorar las opiniones contrarias a la nuestra, abstenerse de realizar ciertas actividades por considerarlas fuera de lugar, empezar a ver a los amigos como personajes literarios también y soltar frases como “me decepcionas”, “no esperaba esto de ti”, “creí que eras diferente”, “te estas traicionando”, “no eres fiel contigo mismo” y demás frases de este estilo, pero sobretodo por fracasar en conservar una línea estoica de pensamiento, que conste que no dije pensamiento estoico, este fracaso puede o no ser aceptado, como puede estar implícito en las acciones diarias del individuo.

Esto es lo que he observado durante algún tiempo, no podría criticar a nadie que hace este esfuerzo, es mas que encomiable, me gustaría ver a alguien triunfar.

"Era demasiado bueno para durar, pensó. Ahora pienso que ojala hubiera sido un sueño y que jamás hubiera pescado el pez y que me hallara solo en la cama sobre los periódicos.
- Pero el hombre no está hecho para la derrota -dijo-. Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado."


Todavía mis ojos se emocionan cada vez como cuando tenía 7 años y leí por primera vez “el viejo y el mar” el regreso del viejo…

“El muchacho llevó la lata de café caliente a la choza del viejo y se sentó junto a él hasta que despertó...

-Me derrotaron Manolín —dijo—. Me derrotaron de verdad.

-No. Él no. El no lo derrotó.”

6 comentarios:

Armandís de Mina dijo...

Pues yo soy egresado de letras, y déjeme decirle que tiene usted la boca llena de verdad, y que su teoría no le pide nada ningún bachiller literario o cosa que se le parezca.

Dicho lo anterior... ¿dónde chingados está el link que prometió?

Sirva de recordatorio:
"prometo ponerte en mi blogroll, no hoy, no mañana pero el lunes yo creo si!".

Lo que describes en la carrera se le llama, o bien quijotismo, o bien bovarysmo (o bovarismo), cuando menos suena muy cercano a ello.

PD: Lo del link es relajo.

Armandís de Mina dijo...

Acho mecha, qué temprano checas tu blog. Gracias, quedó chido.

Saludos.

Gloria Riaño dijo...

Cuando tenía 8 años tomé ese libro del librero de mi padre y comencé a leerlo pero (debo aceptarlo) nunca lo terminé, me aburrió =S y tome El viaje al centro de la tierra, allí comenzó mi gustpo por la lectura, ya cuando tenía como 11 años volví a tomar el Viejo y el Mar y nuevamente no lo terminé por la misma razón...

Así que ahora me dispongo a buscarlo y a decir q su teoria es acertada... ja!

Un saludo

Violeta dijo...

Que bonito post.
A mi un libro que me ha hecho berrear fue "Manon Lescaut" de Abad Prévost... uta no mames esa vieja es una cabrona cabrona cabrona... hasta me hizo llorar lo que el pobre guey hacia por ella.
En fin.
Beso

Yoryiboy dijo...

Creo que ya lo había puesto alguna vez por aquí, pero siempre he sido de la teoría José José "uno no es lo que quiere, sino lo que puede ser" y en cine se confirma con una que tienen muchos amigos directores medio frustrados "no haces la película que quieres, si no la que te sale", cuando escribes lo mismo. En fin, supongo que es una cosa de no tener las metas en un lugar inalcanzable y vivir frustrado toda tu vida, la otra , común y resultado de lo mismo, una confusión entre decidir esto y no saber entonces si estás siendo un mediocre. No sé dónde está la derrota y dónde el éxito, creo que eso se lo impone cada quien. En fin, que yo tiendo a pensar más bien en que todo esto es un absurdillo por el que atravesamos y nomás hay que fletarse mientras dura... bah, saca las chelas pisador, ya me deprimí por tu culpa!

Anónimo dijo...

You have really great taste on catch article titles, even when you are not interested in this topic you push to read it

Add to Google

puto desmadre

Nomas por el Sanx!!!


Esto de los blogs esta al puro pedo! vamos todos!

viendo que pedo con la mierda de la vida

Follow donpisador on Twitter